domingo, 21 de noviembre de 2010

Trini y el Sahara, en el gobierno y en la oposición.

Todo es ralativo el tiempo pasa rápida o lentamente dependiendo del lado de la puerta del WC y lo necesitado que estés. Lo mismo ocurre con las posiciones políticas que dependen principalmente de si eres tú el responsable de tomar las decisiones o sólo tienes que pedirlas, más o menos demagógicamente. Trinidad Jiménez nunca ha sido política de mi devoción siempre me ha dado la impresión de andar un palmo sobre el suelo y vivir en la progresía más surrealista, quizás por esto ZP le haya cogido cariño y la defienda como a su Alicia en su país de las maravillas. En los tiempos que corren no comprendo como podemos prescindir de Fernández de la Vega y Solbes, menos mal que nos queda Rubalcaba. La verdad es que Trinidad Jimenez debe estar maldiciendo su mala suerte y llamando a Moratinos para que le de algún consejillo, que no se yo si le cogerá el teléfono.

6 comentarios:

Miguel Baquero dijo...

Es que, efectivamente, una cosa es ponerte estupenda y demagógica cuando no tienes responsabilidades, y otra cosa enfrentarte con la vida real, pese a lo cual sigo pensando que en el tema saharaui este Gobierno está siendo, no sé por qué, víctima de una cobardía y un achantamiento sorprendentes

SCHEVI dijo...

Cuantas cosas he oído de algunos y algunas que luego son lo contrario cuando tienen responsabilidades a su cargo...Nada nuevo bajo el sol, amigo.

antonio dijo...

Los políticos como ya sabemos cambian de discurso según sus prioridades utilizando al pueblo como marionetas siempre escondiéndose en bulgares discursos.

Abrazo y saludos afectuosos!

marialocaypeligrosa dijo...

ten en cuenta, que exterior, es muy difícil. Hacer lo correcto y encima quedar bien con todo el mundo es una utopia. Uno, o se posiciona y actua en consecuencia, y ya sabe que le caerá la del pulpo, o saca la diplomacia y habla para no decir nada. Pensandolo bien, está en el punto de mira por su cargo, pero hace y actua como la inmensa mayoría de la gente, lo mismo ministros que ciudadanos de a pié. Nadie se implica en nada. Este es un pais de dejadez total. Y cada vez se va más al sistema de "lo importante es quedar bien" y ya está.

Un besin,
I.

Fete dijo...

Yo de politica no me pronuncio que sino se lia parda.!!!!

Pero vamos que iban arder todos, monarquia incluida!!!

Saludos.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con Schevi