viernes, 29 de junio de 2012

Alegría, hoy al menos.

Por fin una buena noticia del que menos me lo esperaba, hoy me alegro de que gobierne el PP mañana ya veremos. Un presidente del gobierno de España que va a una cumbre europea donde nos jugamos el futuro sin palos en las ruedas por parte de la oposición no puede ser de otro color que el azul del PP. Si nos paramos a pensarlo un poco tampoco es tan sorprendente que Marino haya dado el golpe en la mesa junto con Monti, sabiendo que él personalmente no tenía nada que perder si Alemania no cedía España, Italia y Europa se iban al garete pero él no tendría la culpa y probablemente ni siquiera una oposición que le pusiera su nombre a la prima de riesgo como él mismo hizo con ZP. El que el PP esté haciendo todo lo contrario de lo que dijo en su campaña electoral tiene su parte positiva y esta es que se han dado cuenta de que Hollande, Obama y sus apuestas por políticas de estímulo e intervención del BCE son el camino, a los mercados no hay que complacerlos ya que su ambición no tiene límites, hay que aplacarlos y atarlos en corto. Mucho me temo que ahí se quede mi alegría y una vez conseguido el objetivo de bajar el coste de financiación, sigan apareciendo miles de millones de debajo de las piedras para tapar los boquetes de la banca y las autopistas de peaje de Cascos, mientras se dice que no hay para educación, empleo, sanidad o el carbón. En el siguiente video se puede ver lo leal que fue el PP en la oposición, esto es lo que hay o gobiernan o boicotean, está en sus genes.

1 comentario:

La sonrisa de Hiperión dijo...

El PP y lealtad son incompatibles...

Saludos y un abrazo.