jueves, 13 de septiembre de 2012

¿Adiós a Cataluña?

La actuación de Artur Mas con respecto a la manifestación independentista del martes en Barcelona me recuerda a la actitud del leproso padre del que luego fuera rey de Escocia Robert Bruce en la película Braveheart; hijo mio tú te unirás a la revuelta con nuestros condados del norte mientras yo la condenaré desde nuestras tierras del sur, más o menos decía. Artur Mas dice que no estará en la manifestación por responsabilidad institucional pero que la apoya ¿Se puede pedir mayor ambigüedad? bueno si la del PNV pero esa es otra historia. Resulta curioso como la comunidad más rica, o una de las más ricas, resulta ser también una de las más desafectas, parecen querer decir; somos ricos a pesar de España si no fuera por ustedes ahora mismo estaríamos a la cabeza de Europa. Pocas ideas tan quiméricas como la independencia, sobre todo para un pueblo tan pragmático como el catalán. Artur Mas ha dicho que han ayudado a modernizar España y han sido generosos ¿Cataluña no tiene nada que agradecer al resto de España que es su principal mercado y fuente de mano de obra? Los catalanes en general se sienten maltratados por el resto de España no ya sólo por 40 años de franquismo sino también porque en el imaginario popular catalán ellos financian las autopistas extremeñas y el PER, en resumen que tenemos que estarles agradecidos por su caridad ¿Pero es caridad lo que nos dan? ¿Es por caridad por lo que Alemania y Francia impulsaron la Unión Europea? Cataluña viene siendo desde la revolución industrial la Alemania de España, al principio de España y sus colonias, precisamente la pérdida de éstas entre otros factores provocó el fortalecimiento del nacionalismo catalán, ahora con la crisis parece que una mayoría de catalanes no le ven la gracia a eso de estar en España. Desde que tengo uso de razón he visto el nombre de Barcelona en innumerables productos que mi familia y yo consumíamos y consumimos, si encima empezabas a aficionarte a eso de la lectura Barcelona es la sede de la mayoría de editoriales a nivel nacional, en una ocasión llamé a RBA y un chico me empezó a hablar en catalán, yo entendiendo lo que decía le respondí en castellano cambiando él al mismo idioma sin mayor problema. Me encantan las pizzas casa tarradellas, el cava, los cafés Nespresso que se distribuyen por toda España vía Barcelona, veo sucursales de la Caixa florecer por todos lados y la lista de empresas afincadas en Cataluña que dan servicio a toda España quizás harían demasiado larga esta entrada. Todo ello es gracias a más de 500 años de historia común, aunque más bien se deba a los últimos 300 años cuando se eliminaron las fronteras económicas entre Los reinos de Aragón y Castilla tras la guerra de sucesión española y el personaje que lo hizo, el primer Borbón rey de España Felipe V, posibilitando a la larga la supremacía industrial catalana en España es a día de hoy uno de los personajes más odiados históricamente por los catalanes. Claro que no lo hizo por las buenas ¿pero sabéis de algún rey que hiciera algo por consenso? Incluido su oponente el Archiduque Carlos de Austria que era al que apoyaban los catalanes, eran otros tiempos. Por eso mismo la idea de un estado catalán es ahora por primera vez posible, antes sólo podía decantarse por ser una región española o francesa ¿Le hubiera ido a Cataluña mejor siendo cola del león francés que cabeza del ratón Español? Eso nunca lo sabremos sólo podemos atisbar que el mediterráneo francés no es precisamente la región más industrial de Francia, más bien se asemeja a la Marbella española lujo para unos pocos y trabajo precario para muchos. Volviendo al tema de la sede de las empresas nunca me importó demasiado que gran parte de ellas estuvieran en Cataluña o Madrid, aunque claro está hubiera preferido que estuvieran en mi Córdoba natal o mi Cádiz de adopción, gracias al principio de solidaridad fiscal los impuestos de los más ricos deben servir para ayudar a los que tienen menos sean catalanes o extremeños, en teoría claro. Si ahora Cataluña se independizara no estaría de acuerdo en que los productos catalanes pudieran circular por España sin pasar una aduana hasta que Cataluña no hubiera negociado su entrada en la UE, ello favorecería que mis compatriotas pudieran establecer en España las industrias necesarias para abastecernos de todo aquello que antes venía de Cataluña y que las empresas extranjeras no usen Cataluña para distribuir sus productos por España. No quiero que además de tener que soportar el peso de los gigantes alemán y francés con cuya agricultura e industria no podemos competir, encima desde un estado de nueva creación en el que se habla castellano perfectamente se use las infraestructuras ya existentes para distribuir todo tipo de productos por la península pero sin tributar un euro en territorio español. Como se puede ver no tiene sentido que cuando tenemos que ir hacia la unión fiscal europea y los eurobonos se cree un nuevo estado en mi opinión por egoísmo. Artur Mas estaría dispuesto a seguir siendo español si le permiten tener su propia agencia tributaria, las mayorías absolutas del PP o PSOE tienen eso que para que se escuche a los nacionalistas periféricos hay que echarse un órdago. La independencia es un sueño y soñar es gratis, quizás por eso guste tanto la idea, pero si se atisba que pueda convertirse en realidad ¿estarán dispuestos a pagar el precio los catalanes?¿Será capaz Artur Mas de convocar elecciones si no se le concede una agencia tributaria propia, con la plena ruptura con España en su programa? Puede que Artur Mas se acabe de suicidar políticamente, su huida hacia el independentismo quizás no tenga salida y más valga lo “malo” conocido que la incertidumbre de una independencia con una posible larga y dura negociación para re entrar en la UE, durante la cual, pueden perder todos los beneficios que históricamente les ha reportado ser españoles teniendo toda España como mercado y sin competencia.

4 comentarios:

marialocaypeligrosa dijo...

A mi me parece un poco injusto el reparto que se hace, por que aportan mucho. También reconozco que quizás no soy todo lo parcial
que quisiera, pues aunque Barcelona no me gusta, la Costa Brava es para mi como una niña chica. Y a mi Catalunya me ha dado mucho.

me tocas temas de los que no me gusta hablar. Eres un forajido jajaja

Un besote,

EL QUINTO FORAJIDO dijo...

Eso es lo que dicen que aportan más de la cuenta, yo, sin ser economista ni de lejos, creo que Cataluña le debe su desarrollo industrial al resto de España sin cuyo mercado no se hubieran desarrollado en el ambiente proteccionista del siglo XIX. De haber sido independientes entonces hoy serian poco más que un bonito destino turístico, fíjate en que casi no existe ningún país industrializado en la costa mediterranea, sólo la Italia del norte. En fin es un tema que levanta pasiones y yo un forajido polémico jejeje

Un beso.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Y si Cataluña, se separta (como dicen las abuelas de los pueblos), Aragón tendría playa?

Saludos!

Raúl dijo...

Está por ver a dónde le va a conducir ese estrecho pasillo en el que se ha metido el tal Arturito.