domingo, 17 de octubre de 2010

El Queen Elizabeth en Cádiz.

Sorpresón ayer en Cádiz nada más pasar las puertas de tierra pude ver la inmensa mole del Crucero Queen Elizabeth recien bautizado por la reina Isabel de Inglaterra. El Queen Elizabeth que pertenece a la mítica compañía Cunard que continua con la tradición de nombrar sus "insumergibles" cruceros con los nombres de las reinas inglesas.



Imposible abarcar sus casi 300 metros de eslora en una foto desde las cercanias del puerto, debido a los edificios portuarios.



Con un desplazamiento de 90.400 toneladas y unas dimensiones de 294 metros de eslora, 32,3 de manga, 8 de calado y 54,5 de puntal, el Queen Elizabeth atesora una velocidad de 23,5 nudos y en sus 12 cubiertas acoge un total de 2.094 pasajeros que viajan atendidos por una tripulación de 1004 personas. Fue construido en los astilleros "Fincantieri" en Monfalcone (Italia) con un coste superior a los 700 millones de euros. Toda una maravilla de ingeniería en la que ondea orgulloso e pertenece a una empresa con sede en Miami, fue diseñado en Norteamérica y finalmente construido en Italia.



Entre esta foto y la anterior podemos hacernos una idea del tamaño.



Una foto más en detalle de los innumerables balcones de sus camarotes incluso podemos ver uno de sus afortunados viajeros, por las calles de Cádiz sólo pude ver un grupo guiado y poco más, debian estar durmiendo la mona supongo en sus camarotes, antigua tradición inglesa también.

7 comentarios:

Miguel Baquero dijo...

¡Pedazo de barco! Imagino que no dejarían subir a bordo a cotillear un poco

antonio dijo...

Impresionan ver estas naves tan cerca son autenticas ciudades flotantes.

Lo de Dormir la mona también se practica mucho por nuestras queridas tierras jajaja..

Saludos afectuosos!

marialocaypeligrosa dijo...

jajaja, el viajero está en el balconcito sólo por chulear. Y con lo que le habrá costao el pasaje, ¿va con esa mierda de camiseta?. Por lo menos que fuera más "maqueadito".
Un besin,
I.

EL QUINTO FORAJIDO dijo...

Supones bien Miguel Baquero hay que tener buen pedigree o ser de buena ganadería, según como se mire, para subir a ese barco.

Tienes razón antonio pero los iberos tenemos más clase bebiendo, en general digo.

Si se ve que debe ser un millonario excentrico marialocaypeligrosa o que s elo gastó todo en el billete.

Raúl dijo...

Dicen que es la leche. Que su visión acojona.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Uno así quiero yo, para ponerlo en la mesita de noche de mi cuarto... jajaja

Saludos y un abrazo.

Alquimia Fullera-transitando dijo...

Peaso de barco¡¡¡un crucerito en el no estaría mal.